Publicada en

Hel’Blar n1: Los cazadores de Draugar

HEL'BLAR

En Hel’Blar, un grupo de aguerridos vikingos, liderados por el jarl Harek, regresa a Lagarvik, su poblado, tras una exitosa incursión. Pero al llegar a él encuentran que su aldea ha sido atacada durante su ausencia por unas monstruosas criaturas. Los Draugar, unos seres malditos que se alimentan de sangre humana, han matado a la mayoría de los habitantes y se han llevado con ellos un preciado botín: cinco niños de la aldea, entre ellos, Hákon y Vin, los hijos del propio jarl. Ahora no deben perder tiempo, ya que el destino de esos niños está en sus manos, y una partida de trece guerreros, capitaneados por el propio Harek, parte rauda para rescatarlos y dar caza a los Draugar.

Esta es la premisa inicial de Los cazadores de Draugar, primer volumen (de dos) de la saga Hel’Blar. Y estamos sin dudas ante un tebeo de aventuras al más puro estilo francés. Para empezar tenemos el dibujo de Alex Sierra, claro, dinámico y realista. Sus páginas están repletas de detalles, que animan a la relectura. Su secuenciación es fluida, casi cinematográfica, y acompaña al ritmo del relato. Austera y tradicional en los momentos de calma, repleta de viñetas en aparente caos al pasar a la acción. La paleta de colores, de tonos apagados, en la que predominan marrones y azules es acertada para acentuar la fría atmósfera de la historia.

Todo ello encaja a la perfección para el guión elaborado por Sergio A. Sierra. Una vez más demuestra su pasión por la mitología (en este caso la nórdica), con un trabajo excelentemente documentado. Tal vez los personajes puedan parecer estereotipados, presentados con sólo cuatro pinceladas, pero son las suficientes para que el lector pueda entrar rápidamente en el meollo del relato. Al fin y al cabo, esta primera parte es una persecución sin tregua en la que no se puede perder tiempo en detalles innecesarios. Es una cacería feroz, en la que no se sabe bien quién es el cazador y quién la presa.

La primera edición de este cómic se publicó gracias a una exitosa campaña de mecenazgo. Editado en francés por la editorial belga Sandawe, llega a España de la mano de Yermo Ediciones. Estamos ante un tebeo para los que aman las historias medievales llenas de acción y magia, adornada aquí con un toque de horror insondable. Podéis adquirir un ejemplar en Landròmina o en nuestra página web.

“Leif Cabalgasueños. La pérdida te acerca al wyrd. Un antiguo mal ha despertado. No puede ser detenido.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *